Proyecto Huertas Latzen: tratamiento de la tierra

Las diversas actividades con las que retomamos el desarrollo de nuestras Huertas Latzen para jóvenes están vinculadas al trabajo con la tierra a través de jardinería o huertos, donde se intenta fomentar el desarrollo y aprendizaje de hábitos de trabajo, habilidades de comunicación, análisis de conducta, resolución positiva de conflictos, etc. Estos diversos contenidos se complementarán con talleres, salidas ocio educativas o actividades especificas para el reconocimiento de las emociones a través de actividades físicas.

Durante todo el proceso desarrollado en el espacio «Huertas Latzen» se tiene muy en cuenta el trabajo en la tierra. Para ello se siguen las directrices que marca el Consejo de Agricultura y Alimentación Ecológica de Euskadi.

Entre las labores que los participantes desempeñan estaría:

  • Preparación del terreno para la siembra o plantación
  • Realización de siembra indirecta en bandejas semilleros
  • Siembras directas
  • Protección de cultivos
  • Instalación de riegos por goteo
  • Entutorado de planta
  • Abonado
  • Escarda
  • Plantación
  • Rotación de cultivos
  • Compostaje de residuos
  • Recolección de cosechas
  • Tratamientos ecológicos contra plagas y enfermedades

Las actividades de huerta e invernadero se desarrollan en un entorno natural que propone nuestra parcela ubicada en Santa María de Getxo, en el municipio de Getxo.

La actividad gira en torno a la jardinería y agricultura, articuladas con espacios terapéuticos individuales y grupales, con jóvenes que se encuentran al margen o con riesgo de exclusión de los itinerarios normalizados socio educativos y laborales, o que estando dentro de éstos, viven muchas dificultades para poder transitarlos. La jardinería, la agricultura y la terapia psicológica serán el vehículo para desarrollar o recuperar la autonomía personal, integrando el aprendizaje de habilidades básicas (alfabetización, aritmética, etc.), mejorando el funcionamiento físico, cognitivo y psicológico, abordando habilidades sociales, incorporando hábitos de vida saludables, etc., en un entorno al aire libre para lograr el bienestar físico y mental.

La prioridad de la intervención es el fortalecimiento de los factores individuales de protección, contando siempre con la participación del menor y de la familia en todo el proceso. Se trata de una intervención de corte psico-socio educativa, poniendo el foco en los recursos personales y sociales y atendiendo siempre al momento en el proceso de crecimiento personal del adolescente y en red con los recursos del entorno.

 


Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *