Huertas ecológicas

encuadre-9

Trabajar un huerto es una experiencia bonita y enriquecedora. En BIHURTUZ, conocemos de primera mano los beneficios saludables y terapéuticos que reporta el trabajo al aire libre de la tierra,  y el contacto directo con la naturaleza y sus ciclos, de ahí nuestro esfuerzo por fomentarlo. El desarrollo de huertos urbanos ecológicos en colegios es una excelente iniciativa, tanto para los alumnos como para los educadores que están a cargo de ellos.

La huerta en el cole es un proyecto que pretende recuperar al alumnado a un mundo que se hace desconocido, como el de la agricultura. Además del aspecto formativo, se pueden desarrollar capacidades y adquirir conciencia de valores que los estilos de vida modernos han aparcado u olvidado en estos tiempos.

La naturaleza tiene su propio ritmo, y trabajar la tierra necesita de paciencia. Parece más práctico acercarnos a un supermercado a adquirir productos frescos que vivir y evidenciar todo el proceso del milagro de la tierra. Y lo más importante, lo hecho con el fruto de nuestra dedicación y paciencia es mucho más importante, y además sabe mejor que lo que compramos manufacturado.

El contacto de las manos con la tierra, el proceso de arar y echar semillas, ver germinar y cuidar ese tránsito, acompañar el crecimiento día a día, el trabajar en grupo y por consignas, el entender que la diversidad la generamos entre todos, el relacionar esta actividad como terapéutica y recreativa es un desafío que BIHURTUZ acercará a las diversas escuelas e institutos de la comunidad.

La huerta ecológica será el medio idóneo para desarrollar muchas de las capacidades que se establecen en los objetivos educativos:

– Trabajar y experimentar en una huerta permite la estimulación motriz, sensitiva y expresiva de los jóvenes.Watch Full Movie Online Streaming Online and Download

– Favorece la adquisición de hábitos relacionados con el bienestar, higiene, fortalecimiento de la salud y al mismo tiempo, el alumno aprende a valorar la importancia del medio natural y como interactuar de manera equilibrada y respetuosa con él.

– Se adquiere el aprendizaje por la observación de los diferentes ciclos a los que se ven sometidos los elementos que les rodean (semilla, planta, fruto, comida) y su proceso de transformación (compost y volver a formar parte nuevamente del proceso).

 

Ante cada situación, y de acuerdo a las posibilidades, aportaremos ideas para implementar las huertas ecológicas en la actividad educativa de nuestros menores. Es una manera de contribuir a un futuro donde la inclusión sea un término fomentado por todos.


Deja un comentario

Your email address will not be published / Required fields are marked *